Software de gestión de problemas

Minimice el impacto de los incidentes de TI

Proporcione disponibilidad de servicio mejorada con la gestión de problemas de ITIL.

Comience de forma gratuita

Adopte el enfoque proactivo con ITIL Gestión de problemas

La gestión de problemas de la plataforma Motadata ServiceOps ITSM puede ayudarlo a reducir las interrupciones repetitivas que ocurren en la infraestructura de TI y mejorar la satisfacción del cliente.

Erradicar los problemas recurrentes de TI con Análisis de la causa raíz

Obtenga una mayor visibilidad de los problemas sistémicos identificando y diagnosticando las causas fundamentales de los incidentes recurrentes.

  • Registre los síntomas y analice el impacto
  • Proporcionar soluciones o soluciones temporales
  • Mantener registros de errores conocidos
Beneficios Clave
  • Disponibilidad de servicio mejorada
  • Mayor satisfacción del usuario

Conozca más sobre las mejores prácticas recomendadas para la asignación de tickets

Acelere el proceso de resolución con Automatización del flujo de trabajo

Administre los problemas de manera eficiente mediante la automatización de tareas de bajo nivel con flujos de trabajo periódicos o basados ​​en eventos de varios niveles.

  • Automatice el cambio de estado en los tickets según condiciones predefinidas
  • Activar automáticamente el cierre de incidentes vinculados cuando se cierra el problema asociado
  • Automatice los anuncios sobre problemas para evitar la duplicación de incidentes
Beneficios Clave
  • ROI mejorado
  • Respuestas más rápidas

Conozca más sobre las mejores prácticas recomendadas para la asignación de tickets

Integre fácilmente con otros Procesos ITSM

Garantice una alta disponibilidad del servicio mediante el uso coherente de la gestión de problemas con otros procesos de ITSM como la gestión de incidentes, cambios, conocimientos y activos.

  • Vincular incidentes similares a un problema
  • Implementar un cambio en la identificación de una solución permanente para un problema.
  • Publique artículos de la base de conocimientos para referencia futura
Beneficios Clave
  • Mayor eficiencia operativa
  • Mejor visibilidad

Conozca más sobre las mejores prácticas recomendadas para la asignación de tickets

Mejora tu
Operación del servicio en un 30%

Otros Caracteristicas

Elimine los incidentes recurrentes y minimice las interrupciones en las operaciones comerciales en curso con nuestro software de gestión de problemas.

Problemas de mapas

Marque y vincule un problema como conocido y asegúrese de que los agentes tengan un contexto completo para proporcionar resoluciones más rápidas.

Informes y cuadros de mando

Genere fácilmente informes y visualice datos a través de paneles para identificar tendencias y relaciones de problemas.

Portal de autoservicio

Reduzca los tickets entrantes permitiendo a los usuarios encontrar fácilmente soluciones a problemas comunes a través del portal.

Asociación de activos

Obtenga fácilmente toda la información crucial relacionada con los activos mientras analiza los problemas relacionando los activos con los tickets de problemas.

Actualización masiva

Modifique los detalles de varios problemas de una sola vez. ¡Actualizar múltiples problemas está a solo un clic de distancia!

Busque problemas en segundos utilizando filtros personalizados y predefinidos de la barra de búsqueda avanzada.

Ebook

Mesa de servicio de TI, una guía completa

Una guía para potenciar la prestación de servicios de TI.

Descargar libro electrónico

Servicio de Motadata

Solución perfecta para todo su equipo

Otros módulos de ServiceOps

Gestión de Incidentes

Realizar RCA en incidentes relacionados

Más info.

Gestión del cambio

Gestione los cambios en su infraestructura de TI

Más info.

Gestión de la liberación

Gestione la implementación de nuevas funciones en su aplicación empresarial

Más info.

Gestión del Conocimiento

Gestionar el conocimiento organizacional

Más info.

Gestión de parches

Automatizar el proceso de gestión de parches
Más info.

Gestión de activos

Gestionar el ciclo de vida de los activos de hardware y software.

Más info.

Gestión de proyectos

Planificar y ejecutar nuevos proyectos

Más info.

Catálogo de servicios

Permitir que los usuarios finales se ayuden a sí mismos

Más info.

Explore Operaciones de servicio

Una solución de administración de servicios de TI que es fácil de usar, fácil de configurar y tiene todo lo que necesita para brindar una experiencia de entrega de servicios de TI perfecta.

Pruebe ServiceOps durante 30 días

Descargue nuestro software de forma gratuita durante 30 días

Programe una demostración con nuestro experto

Reserve un espacio en nuestro calendario y experimente ServiceOps en vivo.

Contacto con Ventas

Aún así, ¿tienes preguntas? No dude en comunicarse con nosotros.

¿Tiene usted alguna pregunta? Pregunte, estamos listos para apoyar

Si su pregunta no aparece aquí, no dude en comunicarse.

Haz tu pregunta

Existen algunas técnicas para establecer un proceso exitoso de gestión de problemas. Primero, defina y documente el alcance del proceso y defina roles y responsabilidades. Luego, identifique y defina claramente los desencadenantes reactivos y proactivos.

Asegúrese de comprender la diferencia y la relación entre incidentes y problemas y establezca un proceso de gestión de incidentes eficaz. Utilice la técnica de los “5 porqués”. Ofrezca una base de datos de errores conocida para el manejo eficiente de problemas y utilice la administración de problemas de manera coherente con otros procesos de ITSM para producir más valor.

Por último, asegúrese de tener KPI bien definidos y un proceso de generación de informes de gestión claro.

Hay dos tipos de procesos de gestión de problemas: gestión de problemas proactiva y reactiva.

La gestión proactiva de problemas se centra en detectar incidentes futuros y evitar que se repitan identificando y erradicando la causa raíz antes de que tengan el potencial de causar interrupciones en el servicio.

La gestión reactiva de problemas se centra en responder a incidentes repetitivos determinando la causa raíz y recomendando una solución a largo plazo. Es fundamental reconocer estos incidentes recurrentes como problemas, en este caso.

Por lo tanto, la gestión proactiva de problemas se inicia en las operaciones de servicio, pero generalmente se considera parte de la mejora continua del servicio y tiene como objetivo identificar problemas y evitar que ocurran incidentes, mientras que la gestión reactiva de problemas se implementa como parte de la operación del servicio con el objetivo de seguir: sobre los incidentes que ya han ocurrido.

El proceso de gestión de problemas ayuda a identificar y comprender las causas fundamentales de un incidente y a determinar el mejor enfoque para erradicar esa causa fundamental.

El administrador de problemas supervisa el proceso general de resolución de un problema en particular. Organizan y dirigen todos los aspectos del esfuerzo de resolución de problemas que comprende el montaje de los equipos, las herramientas y la información adecuados.

Las responsabilidades de los administradores de problemas incluyen administrar el ciclo de vida del problema, evitar que ocurran incidentes, reducir el impacto de los incidentes, proporcionar soluciones provisionales o alternativas para la gestión de incidentes, producir soluciones definitivas para problemas conocidos, así como realizar análisis de tendencias.

Implementada de la manera correcta, la gestión de problemas puede proporcionar un gran valor para su organización. Aumenta la tasa de resolución por primera vez al proporcionar soluciones permanentes a los incidentes en lugar de simplemente detenerse en las soluciones. De esta forma, el proceso de gestión de problemas reduce el impacto de los incidentes en los servicios en curso y evita casi todos los incidentes recurrentes para aumentar la productividad del usuario.

La gestión de problemas ayuda a perfeccionar el diseño del servicio al identificar las causas fundamentales para garantizar una prestación de servicios eficaz y fortalecer la confianza de los usuarios. Ayuda a eliminar los errores en los servicios de una organización a través de la documentación adecuada y reduce el tiempo que lleva recuperarse de estas fallas mediante el mantenimiento sistemático de una base de conocimientos.